Biblioteca Popular José A. Guisasola





BIBLIOTECA.


Ordenó la biblioteca por colecciones y vio que no le gustaba. Se le antojaba vulgar. Parecía como si hubiese comprado los libros por el mero afán de adornar las paredes. Por eso decidió cambiar y probó a alinearlos por tamaño. El efecto era interesante. Transmitía el carácter práctico y desenfadado de un lector voraz y algo desastroso, pero no acababa de convencerle. Por eso probó a colocarlos por orden cronológico de escritura, en función de la lengua en que habían sido escritos e incluso en el idioma en que habían sido publicados sin llegar a encontrarse del todo satisfecho. Demasiada pedantería, se dijo, y concluyó que quizá lo mejor era un estricto orden alfabético de autores, el criterio aséptico que empleaban las grandes bibliotecas. «Por algo lo harán», pensó. A continuación se puso manos a la obra y comprobó que aquello comenzaba a gustarle, pero que aún le faltaba un toque, un pequeño detalle, el que había de otorgarle verdadero rigor a su biblioteca, la distribución por materias, y repartió escrupulosamente los libros entre poesía, novela y ensayo. «Mucho mejor», se dijo luego, aunque enseguida se dio cuenta de que la colección había de crecer, de que se incorporarían nuevos géneros, nuevos títulos, nuevos autores, y fue dejando hueco en función de esas futuras adquisiciones. Al terminar tomó aire y un poco de distancia, contempló el trabajo en toda su magnitud y el resultado le pareció casi perfecto, pero solo casi, pues algo no funcionaba del todo. Después de darle muchas vueltas comprendió que el problema era que la biblioteca no podía estar desterrada en la soledad recóndita de un dormitorio, que tenía que encontrarse en el mismo corazón de la casa, que solo así alcanzaría la perfección. Entonces recogió solemne sus tres libros y se los llevó al comedor.



Fin






En: PALABRAS MENORES (Cortometrajes) de Juan Ramón Santos.
Mérida, De la Luna Libros, 2011, 89 págs.


Fuente: Narrativa Breve, de Francisco Rodríguez Criado
http://narrativabreve.com/2016/06/cuento-corto-de-juan-ramon-santos-palabras-menores.html




Juan Ramón Santos (Plasencia, 1975) es autor de los libros de relatos Cortometrajes (Editora Regional de Extremadura, 2004), El Círculo de Viena (Llibros del Pexe, 2005), Cuaderno escolar (Editora Regional de Extremadura, 2009), y Palabras menores (De la luna libros, 2011) así como de las novelas Biblia apócrifa de Aracia (Del Oeste Ediciones, 2010) y El tesoro de la isla (De la luna libros, 2015). Ha colaborado, además, en diversas antologías, entre ellas Relatos relámpago (Editora Regional de Extremadura, 2007) y Por favor, sea breve 2 (Páginas de Espuma, 2009).

Con los libros Cortometrajes y Cuaderno escolar resultó finalista del Premio Setenil al mejor libro de relatos publicado en España en sus ediciones de 2005 y 2009.

Dio el salto a la poesía con Cicerone (De la luna libros, 2014), al que sigue su última publicación, Aire de familia (La isla de Siltolá, 2016).

Desde hace diciembre de 2015 es el nuevo presidente de la Asociación de Escritores Extremeños (AEEX).


Fuente: Corrección y estilo. Entrevista a Juan Ramón Santos
http://correccionyestilo.com/entrevista-a-juan-ramon-santos/




Más lecturas

“Por una biblioteca popular más inclusiva, solidaria y comprometida con la sociedad”
Ir Arriba